12 mayo 2014

Cobrador y chofer de empresa de transportes Ícaro son suspendidos por 60 días

Por arreglar vehículo en marcha y con pasajeros

Como medida preventiva, mientras se realizan las investigaciones preparatorias, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), a través de la Subgerencia de Fiscalización, ha suspendido por 60 días al cobrador y al chofer de la empresa de transportes Ícaro, que en una maniobra temeraria arreglaban el motor del vehículo estando en marcha y con pasajeros.
Miguel José Ibáñez Marquina, cobrador de la coaster con placa de rodaje H1U-749, trató de arreglar el motor del microbús mientras Anatolio Villanueva Gutiérrez, chofer de la unidad, se encontraba conduciendo a lo largo de la Av. Juan Pablo II. El hecho fue captado por un medio de televisión y difundido a nivel nacional.
“Hemos notificado al chofer y al cobrador, en sus respectivos domicilios, respecto a la suspensión del fotocheck otorgado por el municipio, para que dejen de trabajar mientras se desarrollan las investigaciones. Tenemos que prevenir que estas acciones temerarias se repitan”, manifestó la subgerente de Fiscalización de la MPT, Julia Pretell Bermúdez.
La infracción tipificada como T-19, por circular un vehículo con el capó levantado, aún no podrá recibir una sanción pecuniaria en tanto culminen las investigaciones y se determine el grado de culpabilidad de los trabajadores e incluso de la empresa, la que también podría ser sancionada.
Cabe recordar, que ésta no es la primera vez que dicha empresa se ve envuelta en actos delictivos en contra de la seguridad ciudadana, el año pasado, otra de sus unidades al desviarse de su ruta atropelló a dos amigos que iban en un auto lineal. En el 2009, arrolló y mató a dos niños en el centro.

“Lo más increíble de lo ocurrido no es solo el hecho de que el conductor y el chofer hayan procedido de esta manera, sino que los pasajeros no alzaron su voz de protesta para pedir que el vehículo sea detenido para que hagan los arreglos necesarios”, acotó la funcionaria municipal.